La flexibilidad horaria ha pasado de ser un incentivo con el que algunas empresas “premiaban” esporádicamente a trabajadores que la necesitaban, por razones de fuerza mayor, a una práctica habitual, que reporta no pocos beneficios no solo para los empleados sino también para las propias compañías. La posibilidad de poder adaptar el horario laboral a sus necesidades familiares se ha convertido en una de las acciones empresariales más valoradas, por encima incluso de un mayor salario o de los incentivos económicos. En los inicios de esta práctica, las empresas tenían “manga ancha” con las horas de entrada y de salida de sus trabajadores, siempre que estos cumplieran con las horas estipuladas en su contrato, pero poco a poco, y gracias en buena parte a las nuevas tecnologías, a este horario flexible se ha sumado la posibilidad de trabajar desde casa. En una sociedad en la que la mujer se ha incorporado plenamente al mundo laboral, se hace imprescindible poner en práctica medidas que, como esta, permitan que tanto hombres como mujeres puedan conciliar el trabajo con sus obligaciones familiares.

Tipos de flexibilidad horaria

  • Horario flexible flotante. Es la forma originaria de esta nueva fórmula de jornada laboral. La empresa permite al trabajador elegir ahora de entrada y de salida dentro de unos márgenes. No por ello tiene que entrar todos los días a la misma hora. Puede adaptar su horario a sus necesidades cada día, pero siempre que cumpla las horas establecidas por la empresa. Según este modelo, en muchas compañías se permite que el empleado pueda hacer, por ejemplo, un día una hora menos si así lo necesita, siempre que al día siguiente o a lo largo de la semana compense esa hora.
  • Horario fijo variable. Como en el caso anterior, el trabajador tiene varias posibilidades de entrada y de salida, pero la diferencia radica en que una vez escogido un horario deberá respetarlo todos los días.
  • Horario flexible libre. En esta fórmula los objetivos son los que mandan. Siempre que el trabajador los cumpla, puede organizar su horario de la manera que mejor se adapte a sus necesidades familiares o personales.

Podemos hacernos una idea de por qué la flexibilidad horaria es tan valorada por los trabajadores a la hora de decantarse por una u otra empresa, pero, por si todavía queda alguna duda, vamos a profundizar en las muchas bondades de estos horarios flexibles.

Beneficios para el trabajador

  • Conciliación de la vida familiar y laboral. La flexibilidad horaria permite al empleado atender sus obligaciones familiares sin dejar de cumplir con su trabajo. En el caso del horario libre, puede incluso dejar de trabajar un día o hacerlo desde casa, siempre que después cumpla sus objetivos.
  • Los biorritmos son diferentes según cada persona. Hay quien rinde más a primera hora de la mañana, pero hay otros que su hora de mayor rendimiento es bien entrada la tarde. La flexibilidad horaria permite al trabajador que adapte su jornada a las horas en que va a poder realizar mejor su tarea.
  • La posibilidad de conciliar la vida familiar y laboral permite al trabajador cuidar de su casa y de sus hijos y por tanto podrá prescindir de ayuda externa.
  • Más tranquilidad. La capacidad de adaptar su horario a las necesidades de cada día reduce el estrés considerablemente.

Ventajas para las empresas

Hasta aquí podríamos decir que todo son beneficios para el trabajador, pero las empresas que apuestan por la flexibilidad horaria también se benefician de sus ventajas.

  • Mayor fidelidad, compromiso y productividad. Los trabajadores que pueden conciliar vida personal y profesional trabajan mucho más a gusto y su lealtad y compromiso con la empresa se ve multiplicado. Al sentirse respaldados por la compañía, están mucho más motivados, trabajan más, mejor y más rápido, el clima laboral es mucho mejor y, por tanto, son mucho más productivos.
  • Reducción del absentismo laboral. La posibilidad de adaptar su horario a las necesidades familiares hace que el trabajador no tenga que ausentarse durante su jornada laboral cuando tiene algún problema familiar que atender. Podrá solucionarlo y luego ir a trabajar o salir del trabajo cuando lo necesite y completar su horario una vez solventado el problema.
  • Igualdad de oportunidades. La flexibilidad laboral ha hecho posible que las mujeres, las grandes perjudicadas históricamente a la hora de conciliar vida familiar y laboral, puedan compartir las tareas familiares con sus parejas.
  • Retiene talento. Al estar más cómodos y contentos en su empresa, los trabajadores más cualificados y talentosos seguirán vinculados a ella por más tiempo, ya que, además de un buen sueldo, cuentan con un horario que les facilita la conciliación y les aporta mucha más calidad de vida.

Como hemos visto, no son pocos ni poco importantes los beneficios que reporta la flexibilidad horaria, tanto para los trabajadores como para sus empresas, pero las bondades de esta nueva fórmula de jornada laboral van mucho más allá. El medio ambiente, por ejemplo, también se ve beneficiado al escalonarse tanto la salida como la entrada a las grandes ciudades. El tráfico en las horas punta será menor y con ello se reducirán los atascos, las emisiones contaminantes y el tiempo en desplazamientos que cada trabajador ha de añadir a su, generalmente extensa, jornada laboral.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente