Durante estos días, y tras el decreto del estado de alarma por parte del Gobierno por la crisis sanitaria del COVID-19, se habla mucho del teletrabajo o el trabajo desde casa. Y es que se ha recomendado que, en la medida de lo posible, las empresas instauren esta forma de trabajar entre su plantilla con el fin de evitar contagios del virus y frenar su expansión.

Algunos empleos, como por ejemplo los asociados a la distribución, alimentación o por supuesto los del sector sanitario, son muy difíciles de desempeñar de forma telemática por lo que, en estos casos, lo que se pide es que se extremen las precauciones en el desarrollo de los mismos.

Sin embargo, para todos aquellos empleos en los que se pueda continuar proporcionando el mismo servicio de manera no presencial, te ofrecemos una serie de recomendaciones para que la introducción de esta modalidad de trabajo sea todo un éxito.

Ser disciplinados y mantener los hábitos

Aunque ahora la oficina esté en casa no debemos actuar como si realmente estuviéramos en casa, es importante mantener los horarios y las rutinas para diferenciar el trabajo laboral del trabajo personal. Del mismo modo, es conveniente que no pequemos ni por exceso ni por defecto: ni es bueno que tengamos todo día el ordenador y el móvil encendido ni que pensemos que estos días en casa son una especie de vacaciones.

En ese sentido, te recomendamos que, aunque sea tentador, no te quedes en pijama. Tampoco es necesario que te pongas traje y corbata, pero si te acostumbras a cambiarte también asociarás que, aunque estés en casa, estás en tiempo de trabajo, lo que te ayudará a mantener los hábitos y a que todo funcione correctamente.

Tratar de diferenciar el espacio

Esto dependerá de cada hogar y de cada caso pero, en la medida de lo posible, es recomendable que trabajes en un espacio dedicado a ello. De este modo tu cerebro disociará entre el lugar de descanso y el lugar de trabajo aunque estés dentro de un mismo espacio.

Mantener el contacto con los compañeros

Se trata de un punto fundamental si queremos que la comunicación entre el equipo fluya y las tareas o proyectos en los que esté implicado más de un trabajador tengan un correcto desarrollo. Para ello es importante que la empresa proporcione unas herramientas adecuadas al equipo (acceso al correo o al servidor de la compañía) y que los empleados tengan a su disposición esas vías de comunicación para continuar desempeñando su trabajo de manera habitual.

Llevar un horario y una planificación determinada

Seguir un horario y marcarte una planificación de tu trabajo te ayudará a no dispersarte, a focalizarte en lo importante y a cumplir con los plazos de entrega establecidos. En este caso de teletrabajo excepcional es clave que te marques objetivos y que vayas cumpliéndolos cada día para que así tampoco te pueda llegar a frustrar el hecho de estar en casa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente