Fundada en 2002 LinkedIn cuenta ya con más de 600 millones de usuarios de más de 200 países. Solo en España tienen 11 millones de perfiles registrados. Cifras de vértigo que la convierten en la red social profesional más extendida en todo el mundo y una poderosa herramienta para buscar empleo. Pero, para que esta búsqueda nos lleve al tan deseado contrato, es fundamental saber usarla y posicionarte como un auténtico experto. Para conseguirlo, hoy vamos a profundizar en cómo optimizar tu perfil, hacer contactos, definir estrategias y cada detalle a perfeccionar para que esta red te sea realmente útil.
  • Crea un perfil impactante. Captar la atención del los reclutadores es el primer paso para conseguir tu objetivo. La red social es solo un medio para entrar en un proceso de selección y llegar a una entrevista personal. Así que lo primero es que tu perfil refleje tus puntos fuertes. Analízate en profundidad y averigua cuáles son tus virtudes y todo lo que tienes que ofrecer. A continuación destácalo y trasmítelo claramente en LinkedIn. Recuerda que cuanta más información relevante proporciones más posibilidades tendrás de que un reclutador te encuentre. No olvides actualizar tu perfil siempre que tengas cosas nuevas que aportar.
  • Perfil visible. Debes configurar correctamente las opciones relativas a la visibilidad de tu perfil, asegurándote de que sea público. Obviamente, cuanta más gente lo pueda ver más posibilidades tendrás de que alguien se interese en ti. En el menú de configuración tienes un apartado denominado comunicaciones en el que debes marcar la opción que indica que estás abierto a recibir propuestas de empleo.
  • Atención a la foto. La foto es la primera impresión que van a recibir de ti tus potenciales reclutadores o jefes. Por ello, debes elegirla cuidadosamente. Nunca utilices fragmentos recortados de otras fotos o imágenes en contextos lúdicos o festivos. Lo mejor es que sea una fotografía tipo carnet con buena resolución y con un fondo en colores suaves.
  • El perfil debe ser acorde a tus objetivos. Un perfil genérico, incompleto o desactualizado no sirve de nada. Debes orientar todos tus datos a la empresa en que te gustaría trabajar. Dejar claro cuáles son las habilidades y capacidades que te hacen el candidato idóneo para esa empresa. Indica de manera sutil que buscas empleo pero nunca te muestres desesperado. Muestra tu interés por ese trabajo pero teniendo claro que si no lo consigues hay muchos más esperándote.
  • El titular es vital. Lo primero que van a leer sobre ti los reclutadores es el titular, así que debes prestarle especial atención. Debe ser claro, conciso y descriptivo. Si por ejemplo estás en paro, puedes introducir una descripción genérica del cargo que deseas encontrar.
  • Utiliza palabras clave en el titular de tu perfil profesional, en el cajón de extracto y en tu experiencia. Así aparecerás en las primeras posiciones de las búsquedas de los reclutadores. Estas palabras deben aparecer con frecuencia a lo largo de los distintos campos de tu perfil, pero siempre en un contexto de lenguaje natural.
  • Olvídate de los perjuicios. Sexo, edad o formación no importan. Si estás capacitado estás capacitado. Por ejemplo, si tienes poca experiencia, destaca lo que hayas aprendido hasta el momento, refleja tus ganas de aprender y de crecer en tu carrera profesional.
  • Acota el mercado y fíjate unos objetivos realistas. Ni cualquier empleo ni cualquier empresa son acordes a ti. Por tanto, lo mejor es que redactes una lista con las empresas que te parezcan más atractivas y donde crees que podrías realizar un buen trabajo. LinkedIn te facilitará la tarea de ponerte en contacto con ellas para ofrecerte como potencial trabajador.
  • Amplía tu red de contactos. Una de las grandes ventajas de LinkedIn es cómo facilita el networking. Así que ponte manos a la obra y buscan contactos que puedan aportar algo a tu desarrollo profesional. En tu red deberían predominar reclutadores, profesionales que trabajan en las empresas que te interesan, compañías que te gustan o usuarios con muchos contactos que te ayudarán a expandir tu red. Es fundamental mandar mensajes personalizados a cada profesional que quieras contactar y que mantengas conversaciones periódicas con tus contactos.
  • Mayor presencia con un blog. LinkedIn ya permite la creación de blogs en su plataforma. Éste es un recurso en el que podrás optimizar tu marca personal, demostrar todo lo que sabes acerca de tu profesión y difundir tus post entre tus contactos. 
  • Busca trabajo. Puede parecer una obviedad pero es fundamental que periódicamente utilices el buscador de ofertas de empleo de LinkedIn para tener acceso a las ofertas de tu red de contactos, a aquellas ofertas que mejor se ajusten a tu perfil o a una lista personalizada de ofertas. Además puedes guardar las búsquedas que realices y las ofertas de empleo que te parezcan más interesantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente