Trabajar a distancia ha pasado de ser algo anecdótico a una práctica cotidiana debido a la irrupción del coronavirus. Dado que esta tendencia es cada vez más generalizada, el Gobierno ha puesto en marcha una nueva ley que regule esta práctica tras meses de negociación entre el Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos.

Hoy te detallamos 7 claves de esta nueva regulación.

Mínimo del 30% de la jornada laboral

Para acogerse a esta normativa, el trabajador deberá realizar en remoto un 30 % de su jornada semanal durante un período de tres meses, es decir, al menos dos días a la semana.

Acuerdo voluntario e individual

Se trata de un acuerdo voluntario e individual de la empresa con cada trabajador y debe realizarse por escrito. En este documento quedarán reflejadas las condiciones en las que se va a llevar a cabo este acuerdo que igualmente deberá incluir, como contenido mínimo, el inventario de medios, equipos y herramientas que exige el desarrollo del teletrabajo.

Es un acuerdo reversible

Este acuerdo al que lleguen la empresa y el trabajador puede establecer un periodo de tiempo en el que tenga vigencia o puede revertir la situación mediante otro acuerdo posterior.

No puede haber obligación

El trabajador no puede ser obligado a teletrabajar, pero tampoco puede exigirlo. En ese sentido, no todo el que quiera trabajar de forma remota lo hará.

La empresa cubrirá los gastos

El trabajador tiene derecho al abono de los gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad. Sin embargo, la normativa no recoge de forma explícita otros gastos como la electricidad o el agua, este punto queda a expensas de la negociación colectiva de cada sector.

Mismos derechos y obligaciones que un trabajador presencial

Según establece la nueva ley, los empleados que trabajen a distancia contarán con los mismos derechos que aquellos que lo hagan de manera presencial y no podrán sufrir perjuicio en ninguna de sus condiciones laborales, incluyendo retribución, estabilidad, tiempo de trabajo, formación y promoción.

Evaluación de riesgos laborales

Tal y como marca la ley, la evaluación de riesgos laborales se lleva a cabo sobre el puesto de trabajo del empleado así que, en este caso, la evaluación se deberá hacer desde el lugar en el que trabaje en remoto.

Por último, te recordamos que la norma entrará en vigor a partir de la segunda semana de octubre (20 días después de su publicación en el BOE el pasado 23 de septiembre) y que las empresas tienen un año para adaptarse a esta nueva normativa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente