El bienestar, la buena salud mental y un agradable ambiente de trabajo es fundamental para mejorar la productividad de una empresa. Cada vez más compañías prestan atención mental a sus empleados para evitar depresiones, ansiedad y el estrés ya que si el trabajador sufre alguno de estos problemas disminuirá la productividad y el beneficio económico de la compañía. La salud mental es una parte más de la salud general y no hay que demonizarla, debemos romper esas barreras y perjuicios porque tener una buena salud mental es de lo más importante.

En un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se concluyó que el coste estimado para la economía mundial por pérdida de productividad es de 1.000 millones de dólares al año. También se constató que por cada euro que destinan las empresas a mejorar la salud mental de sus empleados se obtiene un retorno de casi cuatro euros. Son resultados muy significativos que incitan a las empresas a invertir en esta ámbito.

Ahora bien, ¿Qué provoca esta ansiedad o estrés de los trabajadores? La OMS señala que existen seis elementos que pueden ocasionar a los empleados problemas de salud mental:

  • Mala comunicación interna
  • Participación limitada en la toma de decisiones y poco control sobre el área propia de trabajo
  • Escasas muestras de apoyo por parte de la dirección y los mandos intermedios
  • Jornadas laborales y horarios rígidos e inflexibles
  • Poca claridad en las tareas y los objetivos marcados

Así pues, la salud mental se está convirtiendo en un verdadero problema de fidelización de talento para las empresas. Y cada vez más trabajadores demandan políticas adecuadas para asegurar su bienestar emocional.

Los programas de salud mental y emocional de las empresas ayudan a avanzar hacia el estado ideal del bienestar. Para ello, las organizaciones disponen de diferentes soluciones como los programas de asistencia al empleado, la evaluación de riesgos psicosociales en el ambiente de trabajo o en las rutinas del empleado, los programas específicos de gestión del estrés o las soluciones para mejorar la calidad del sueño y del descanso.

En definitiva, las políticas y acciones para que el empleado tenga una buena salud mental mejorarán la productividad de la empresa, retendrán el talento y mejorarán el ambiente de trabajo de los empleados.

Call Now ButtonLlámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente