Sumergidos de lleno en este 2020, es hora de reflexionar sobre el panorama actual del empleo y sus exigencias. Si bien es cierto que la formación se ha convertido en uno de los aspectos claves y diferenciadores en los procesos de selección de trabajo, hay muchas otras habilidades que también son imprescindibles y que en este 2020 están altamente demandadas por los responsables de recursos humanos.

Aquellas habilidades que tienen que ver con el aspecto más social de las empresas son las que cobran especialmente relevancia durante este año. Aspectos como la capacidad de innovación, la inteligencia emocional o las gestiones comunicativas -que van más allá de la mera formación especializada del trabajo- son las más demandadas. Son cualidades importantes porque pase el tiempo que pase no caducan y se pueden utilizar a lo largo de toda la vida profesional, independientemente del sector en el que se trabaje. Pero, esto es solo un aperitivo, ¡vamos a desgranar algunas de ellas!

  • Inteligencia social. Se entiende como la capacidad para conectar con los demás de manera directa, detectando y estimulando reacciones deseadas, ya sea con tus propios compañeros, clientes o proveedores. Cabe destacar la importancia de saber trabajar en equipo, algo de lo que ya te hemos hablado en nuestro blog.
  • Inteligencia emocional. Tener don de gentes y empatía es clave del éxito para cualquier persona, especialmente en campos como el del servicio al cliente.
  • Mentalidad de desarrollo. Tener un pensamiento innovador y adaptativo es clave en la era que vivimos. Es la habilidad de tener un pensamiento que aporte soluciones y respuestas más allá de nuestra rutina o de lo que marcan las reglas. En esta línea, aportar un toque creativo, original y diferente -gracias a la creatividad de una persona- es fundamental para diferenciarnos del resto y salir de nuestra rutina.
  • Dotes comunicativas y liderazgo. Llevar a buen puerto cualquier proyecto va ligado a la capacidad de saber comunicar bien. No solo es importante tener una buena idea, sino saber contarla de la forma correcta.
  • Tener pensamiento crítico, analizando, entendiendo y evaluando cada situación también está muy valorado. Esta habilidad hace que la persona tenga posibilidad de seguir mejorando y avanzando en su carrera profesional.
  • Culturalidad. La diversidad cultural está a la orden del día, tanto en nuestro país como en el resto de países vecinos. Por ello, en un mundo totalmente globalizado, es importante saber trabajar de una manera eficiente con personas de diferentes nacionalidades para marcar la diferencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente