Conocer un segundo idioma ya no es una opción, se trata de una necesidad real si quieres optar a un puesto de trabajo interesante, enriquecedor y bien remunerado. De hecho, el 60 % de las ofertas laborales en nuestro país exigen el domingo de una segunda lengua. Hemos dicho bien, “dominio”, no chapurrear el inglés o el tan manido “nivel medio”. Este porcentaje se sitúa entre el 90 y el 100%, si aspiras a un puesto directivo o a trabajar en cualquier sector relacionado con países, consumidores o compradores extranjeros. Pero, por si necesitas algún aliciente más para ponerte las pilas y estudiar a fondo ese segundo o tercer idioma, te daremos algunos argumentos.

Ventajas del dominio de idiomas

  • Un CV más atractivo que te permite superar los primeros filtros en una selección. Dominar un segundo idioma hará que tu CV supere los primeros filtros de cualquier selección de personal. Y, en el caso de que no llegaras a hacerte con el puesto al que aspirabas, al menos habrás conseguido que la empresa haya leído y valorado tu curriculum y en muchas ocasiones, que incluso lo guarde para tenerlo en cuenta en otro proceso de selección. Cuantos más idiomas conozcas más fácil será que vayas superando las etapas de una selección de personal. Ver un B1 o C1 en tu CV te hace, casi de inmediato, un candidato atractivo.
  • Mejora las posibilidades reales de conseguir un puesto de trabajo. La probabilidad de que seas contratado, después de un proceso de selección, aumentan más de un 40% si dominas un segundo idioma.
  • El abanico de sectores donde trabajar se amplia. En un país eminentemente turístico y donde el sector servicios tiene un peso dominante, saber un segundo idioma te abre la puerta de sectores que jamás te tendrían en cuenta si solo dominas tu lengua materna. El campo de las relaciones públicas, la gestión de reservas, los guías turísticos o cualquier otro puesto, que requiera atención al cliente, queda fuera del alcance de cualquier aspirante que no tenga varios idiomas en su CV.
  • Podrás trabajar en empresas extranjeras. El teletrabajo ha llegado para quedarse y cada día son más las empresas que optan por deslocalizar su plantilla y contratar a trabajadores de otros países para negocios online. Puedes trabajar en redacción de contenidos, diseño web, desarrollo de Apps, atención al cliente o cualquier otro puesto que requiera interacción con otros países o con clientes extranjeros.
  • Mejor empleo y remuneración. A pesar de que ya nadie duda que saber idiomas es fundamental, lo cierto es que en nuestro país todavía son una minoría los trabajadores que dominan más de un idioma. Si tú eres uno de ellos, tu mercado de trabajo será mucho más amplio. Si además tu segundo idioma es utilizado para los negocios, como el inglés, el alemán, el francés, el chino o el árabe, la remuneración por tu trabajo será mucho mayor. Según un estudio de Randstad, la exigencia de idiomas es mayor dependiendo de la cualificación de un trabajo. Por ejemplo, para ofertas dirigidas a recién licenciados, la exigencia de un segundo idioma es de un 58%, mientras que, para los ejecutivos intermedios sube al 65%, alcanzando el 100% en el caso de los cargos de alta dirección.
  • Posibilidad de trabajar en el extranjero. Si te gustaría trabajar en el extranjero, dominar dos o tres idiomas ya no es una opción, es una obligación. En este sentido, es interesante aprender lenguas no convencionales como el chino, el japonés, el árabe o el ruso, pues cada vez son más las empresas originadas en países orientales o las españolas que trabajan, producen o hacen negocios con estos países. Al ser muy pocos los españoles que dominan estas lenguas, conocerlas multiplica tus posibilidades de encontrar trabajo y el montante de tu nómina.

Pocos más argumentos se necesitan para demostrar que en el mercado laboral actual es básico conocer al menos un segundo idioma. Pero, ¿qué idioma deberías dominar? La respuesta a esta pregunta, dando por hecho que el inglés no es negociable, dependerá del ámbito, país o sector en el que te interese trabajar. Te damos algunas pistas:

  • Inglés. Como hemos dicho un CV que no cuente con dominio de este idioma, difícilmente pasará el primer filtro de cualquier selección de personal. Pero, si además optas a un puesto relacionado con el turismo, las finanzas, las telecomunicaciones, el marketing, la enseñanza o las ingenierías mecánicas, de construcción o salud, sí o sí debes debes dominarlos como si de tu lengua materna se tratara, pues se requiere en casi un 90% de las ofertas en estos sectores.
  • Alemán. Debido al auge de la economía alemana y a la cantidad de empresas de este país que han surgido en las últimas décadas, hablar alemán te abre las puertas de infinidad de compañías y oportunidades de negocio y de acceso al mundo laboral. En Europa es solicitado al menos en el 8% de las ofertas de trabajo. Y si tu sector es la ingeniería o industria automovilística, no lo dudes, el Alemán es tu caballo ganador.
  • Chino. Hablado por más de 845 millones de personas, te dará una ventaja competitiva indudable. Se requiere fundamentalmente en el sector retail, negocios internacionales, turismo y hostelería. Es aconsejable obtener la certificación Hanyu Shuiping Kaoshi.
  • Portugués. Podría parecer que este idioma es poco interesante a la hora de conseguir un trabajo pero, además de poder trabajar en Brasil o Portugal, si aspiras a un puesto en algo relacionado con la ingeniería de construcción, te abrirá muchas puertas.
  • Francés. Más allá de ser un país vecino, con el que tenemos una estrecha relación comercial y del que recibimos millones de turistas, el francés ampliará tus posibilidades de conseguir un trabajo en áreas como la salud, el derecho, la economía o la diplomacia. No en vano, el francés es uno de los 5 idiomas oficiales de la ONU.
Call Now ButtonLlámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente