La situación económica y la incertidumbre provocada por el Covid-19 están llevando a las empresas y muy especialmente, a las pymes españolas, a buscar nuevos modelos de trabajo y espacios laborales más flexibles. Se trata de encontrar fórmulas que sean compatibles con una situación financiera muy debilitada, pero también persiguen ofrecer a sus empleados lugares de trabajo más atractivos, en los que se promuevan iniciativas que impulsen el networking, la creatividad, el aprendizaje continuo y una mayor motivación y productividad de todo el equipo. Por tanto, espacios como el coworking, se convierten en la opción ideal para dar respuesta a las necesidades de unas pequeñas y medianas empresas que han visto cómo la pandemia hacía caer de forma estrepitosa su facturación y beneficios.

La irrupción del teletrabajo ha evidenciado que la oficina física ya no es la única opción y que los locales de trabajo compartido no solo reportan beneficios económicos sino también un valor añadido para los profesionales que allí trabajan.

Beneficios del coworking

  • Ahorro de costes. Se trata de un modelo de alquiler de espacios que se adapta a las necesidades de cada empresa y de las personas que en ella trabajan. No es necesario arriesgar o realizar grandes inversiones en la compra o el alquiler de una oficina, ni asumir todos los gastos y compromisos que ello supone.
  • Variedad de opciones según demanda. El coworking ofrece opciones flexibles como los puestos calientes, el alquiler por horas de puestos individuales, espacios privados para empresas e incluso alquileres por meses, días u horas
  • Fomenta la innovación. Sin grandes desembolsos de dinero, nos ofrecen todas las facilidades, instalaciones y servicios que proporcionan el valor añadido de dotar a nuestro equipo de las últimas tecnologías.
  • Mayor capacidad de adaptación y flexibilidad. Es la opción ideal para las pymes, pues su tamaño es mucho menor y las jerarquías y divisiones no están tan marcadas como en las grandes compañías. Además, son espacios totalmente equipados que autónomos o pequeñas y medianas empresas pueden alquilar o dejar de hacerlo de forma flexible, respondiendo a los crecimientos que se produzcan o adaptando su estructura laboral a las necesidades del mercado.
  • Nueva motivación. La pérdida de motivación y capacidad creativa entre los trabajadores de cualquier sector es una de las principales consecuencias de la pandemia. Con espacios como el coworking se favorece la sociabilidad y se consigue reactivar la interacción entre profesionales, el networking y un constante intercambio de información y vivencias que genera un ambiente motivador.
  • Fomenta el aprendizaje. La posibilidad de interactuar con otros trabajadores y empresas, tener acceso a eventos de todo tipo o crear sinergias, es el mejor caldo de cultivo para el reciclaje y el desarrollo profesional continuo.
  • Más allá de ofrecer oficinas privadas, puestos flexibles o zonas comunes donde desconectar, cada vez más, los espacios de trabajo compartido cuentan con salas de conferencias o reuniones híbridas, salas inmersivas, zonas dedicadas a la creación y las nuevas ideas o áreas de innovación.

Nuevos espacios de trabajo compartido

Las ventajas que ofrecen los espacios de trabajo compartido les han convertido en una de las opciones más interesantes y deseadas, especialmente entre los empresarios más jóvenes. Muestra de ello es que los espacios “coworking” ya superan los 800.000 metros cuadrados de superficie en España y que a la estela de éstos están surgiendo nuevas fórmulas que van un paso más allá del mero espacio de trabajo compartido.

El coliving

Es la evolución del coworking. Un tipo de co-vivencia o residencia corporativa en la que sus usuarios comparten mucho más que proyectos profesionales. En estos espacios también se convive y disponen de áreas de oficina, gimnasios, bibliotecas y todo aquello que facilite el ambiente laboral y mejore la calidad de vida y el ocio de los trabajadores.

A la sombra de estos nuevos modelos de lugares donde vivir y trabajar están surgiendo también nuevos perfiles profesionales como los “community builder” en los coworking o los gestores comunitarios en los espacios de coliving.

El workation

Si decíamos que el coliving era un paso más en el camino iniciado por los coworking, el workation va mucho más allá. Se trata de compatibilizar vida laboral, social y ocio en un mismo espacio. El deseo de disfrutar de la vida, más que nunca, surgido después de tantos meses de incertidumbre, miedos y confinamiento está detrás de la aparición de éste, el más novedoso modelo de espacio de trabajo compartido. La generalización del teletrabajo permite la movilidad y con ella el auge de un formato por el que ya están apostando grandes empresas y cadenas hoteleras de todo el mundo.

Call Now ButtonLlámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente