La flexibilidad horaria y el teletrabajo han llegado para quedarse pero, también, cada día son más las empresas que recurren a las nuevas tecnologías, a la hora de seleccionar su personal. Las entrevistas telemáticas son ya una práctica habitual y, aunque en lo básico no difieren demasiado de las entrevistas convencionales, si hay ciertos aspectos que las diferencian y que conviene dominar para que tu próxima entrevista virtual sea un rotundo éxito.

En cuanto al fondo, en el formato online, las preguntas serán muy similares a las de cualquier entrevista. Deberás preparar las respuestas a cuestiones como ¿qué nos puedes contar de ti? ¿qué valores, fortalezas y debilidades tienes y qué puedes aportar a la empresa? ¿por qué deberíamos apostar por ti? ¿qué conoces de nuestra empresa? o ¿dónde te ves en el futuro? Como ves nada nuevo respecto de cualquier entrevista a la que te hayas enfrentado en el pasado. Pero si quieres sentirte cómodo en este nuevo formato, presta atención a los siguientes consejos porque sí hay importantes diferencias.

Equipo en perfecto estado de revista

A pesar de que en muchas ocasiones no son responsabilidad tuya, los problemas técnicos pueden arruinar tu entrevista. Por ello, es fundamental que actualices skype, que testees el audio y el vídeo y que compruebes que cuentas con una buena conexión Wifi alta y estable, que no hay interferencias o se producen retrasos en la comunicación. En caso de que no puedas solventarlo, deberías comentarlo con tus entrevistadores para que no se sientan incómodos si tienen que repetirte alguna pregunta o información. Prueba que el micrófono se escucha correctamente y, si hay retardo en el audio, otro truco es emitir sonidos como “hmm”, “claro” o “sí” para que el entrevistador vea que estás siguiendo la conversación con interés.

Revisa tu perfil en skype

Antes de la llamada, adapta tu perfil para que responda a la imagen que quieras dar en la entrevista. Revisa la foto, el nombre de usuario, los comentarios o las actualizaciones de estado.

Decorado y fondo

El orden es fundamental. Nada a tu alrededor debe estar fuera de lugar o dar una información que no quieres que llegue a los entrevistadores o que podría distraerlos del mensaje que tú quieres dar. El fondo debe estar vacío o ser neutral. Tampoco olvides comprobar la iluminación. El ángulo de la luz no debe crear sombras que impidan que tu imagen llegue perfectamente clara, que parezcas pálido o enfermizo o demasiado iluminado. Lo ideal sería que pudieras aprovechar la luz del día.

Imagen impoluta

No por estar alejado físicamente de tus entrevistadores tu imagen deja de ser tu carta de presentación. Vístete de la misma forma que lo harías para una entrevista personal. Elige preferentemente colores oscuros o neutros y evita el blanco nuclear, los estampados o las rallas que podrían hacer efecto moaré.

Consulta tus notas discretamente

Aunque no estéis en la misma habitación, es fundamental que, si necesitas consultar tus apuntes, lo hagas de forma sutil. Si contestas de forma entrecortada o poco espontánea, darás la impresión de que no controlas la situación o estás poco preparado para la entrevista.

Documentos imprescindibles

Además de una versión impresa de tu CV, tampoco estará de más que imprimas todos aquellos documentos que, en un momento dado, necesites compartir con el entrevistador y puedas enseñarlo a cámara. También es una buena idea que tengas tu correo abierto por si necesitas compartir algún documento con tus interlocutores.

Lenguaje corporal

Una mala postura aporta mucha información negativa, ya que muestra falta de interés, actitud desafiante, miedo… Lo ideal es que te coloques en un punto intermedio del ordenador para que tu rostro se vea sin distorsiones, ni muy cerca ni demasiado lejos. La mitad superior de los brazos debe estar a la vista y por encima de tu cabeza deberías dejar un poco de espacio, para que el entrevistador pueda leer mejor tu lenguaje corporal. Mira a la cámara, en lugar de a tu imagen en la pantalla, pues así parecerás concentrado, que miras a los ojos del entrevistador y que estas realmente interesado en todo aquello que te pregunta o comenta. La postura debe ser erguida, pero si te inclinas ligeramente hacia la cámara aumentará el contacto visual con el entrevistador, que podrá apreciar perfectamente tus expresiones faciales.

Mejor auriculares

Además de ser más fiables que los altavoces producen mucho menos eco y distorsiones. Si eliges esta opción, intenta que sean discretos para que no distraigan al entrevistador.

Cuidado con las interrupciones

Puede parecer una obviedad pero, en más de una ocasión, las personas con las que convive el candidato han interrumpido la entrevista, causando una imagen no precisamente profesional. Para que no sea tu caso, no olvides advertir a todos aquellos que tengas alrededor de que vas a ser entrevistado para un posible trabajo y que no debe haber ninguna interrupción.

Si tienes en cuenta estos consejos, te garantizamos que afrontarás tu próxima entrevista online cómodo, confiado y con plenas garantías de éxito. Eso sí, si es tu primera entrevista, telemática o no, o tienes poca experiencia en estas lides, no olvides repasar además todos los aspectos básicos que debes dominar antes de afrontar cualquier entrevista personal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente