Para bien y para mal los tiempos cambian y cada vez son más las empresas que ya no aceptan curriculums en mano. El mail es ahora la forma más habitual de hacer que tu CV llegue a la empresa deseada y, por tanto, es fundamental que cuides cada detalle del texto que acompañará a tu CV. El objetivo es causar impacto y despertar el interés de los responsables de la selección de personal y para conseguirlo debes construir un buen texto. Si no captas la atención de los reclutadores será muy difícil que quieran conocerte.

Si no sabes por dónde empezar !tranquilo! A continuación, te explicamos paso por paso qué debes decir y cómo hacerlo para que tu CV no pase desapercibido.

  1. Asunto. Es fundamental pues, de é dependerá que abra o no el correo y, por tanto, llegue a ver tu CV. Debe ser lo más personalizado y específico posible. Si no sabes el nombre del reclutador intenta llamar a la empresa y preguntarlo para poder escribir algo así como “A la atención de Francisco Martínez”. Si no das con el nombre, otra opción es “currículm para vacante de profesor de matemáticas”. Si tuvieras el número de referencia de la vacante o del proceso de selección debes ponerla en el asunto. Y no olvides utilizar letras minúsculas par evitar que tu carta de presentación y currículum acabe el la bandeja de SPAM.
  2. Saludo. Debe ser cordial pero profesional. “Estimado” más el nombre del destinatario o si no conoces dicho nombre “estimados señores” puede ser una fórmula idónea.
  3. Presentación. Debería ser un texto breve, similar a una carta de presentación, en el que expongas el motivo por el cual te interesa trabajar en la empresa a la que te diriges y en la que detalles la experiencia, habilidades y objetivos profesionales. Un ejemplo sería: “Soy Pablo García y le escribo porque he visto que Zara está realizando un proceso de selección para una vacante de vendedor”. Te has presentado, dejado claro a qué empresa te diriges y el puesto de trabajo al que aspiras.
  4. Interés por la empresa. Se ha demostrado que es mucho más eficaz comenzar por exponer las razones por las que deseas formar parte de la empresa que comenzar a hablar de ti mismo o tu idoneidad para cubrir un determinado puesto de trabajo. Por tanto, el texto podría comenzar con algo así: ”Me identifico plenamente con la cultura empresarial de Zara y creo que tengo una magnífica oportunidad para desarrollar mi carrera profesional en esta empresa”.
  5. El mejor candidato. Ahora sí es el momento de resumir las cualidades que te hacen el candidato perfecto para el puesto, para que el reclutador sí o sí tenga que convocarte a una entrevista personal para conocerte mejor. “Creo que mi perfil profesional especializado en (tu especialidad), mis habilidades y mi experiencia pueden ser de gran valía para su empresa (mejor poner el nombre de la empresa), por ello les envío mi currículum y quedo a disposición para proporcionarles cualquier información adicional que necesitaran”.
  6. Antes de finalizar y en pocas palabras sería bueno que mostrases tu disposición a mantener una entrevista para ampliar toda la información y resolver cualquier duda o interés que el reclutador puediera tener.
  7. Despedida. Es el momento de dar las gracias por el tiempo que el reclutador va a dedicar a leer toda la información que contiene tu mail. También es fundamental que dejes visibles tu nombre y datos de contacto para facilitar una posible entrevista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlámanos

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Recibe las últimas noticias y actualidad empresarial que pueden ser de tu interés.

Email:
Acepto tratamiento de mis datos para suscribirme al newsletter

Te has suscrito exitosamente